LOS WINSTON LOBO en Let’s Go Rock Bar

Asistir a un concierto en estos días es un privilegio, ver a los Winston Lobo por segunda vez en cuatro meses es un lujo reservado solo a unos cuantos elegidos: los que nos desplazamos a la localidad de Parla para acompañarles en el que es uno de sus locales fetiche, el Let’s Go. Ahí juegan en casa y eso se nota, por ejemplo en la interacción con el público.

Superado en el Gruta, con nota por todas las partes implicadas, el shock de volver a los escenarios tras un año de ausencia (con toda la carga emocional que tuvo el momento y con el trago de enfrentarse al pánico de un local con aforo limitado y el público sentado) en este segundo concierto del año se les vio mucho mas a gusto. Y no fueron los únicos. En esta ocasión pudimos por fin concentrarnos más en lo que realmente importa y durante una hora larga nos olvidamos de oscuros nubarrones que nos esperaban cada vez que dejábamos las penumbras del local y salíamos a la cegadora luz del exterior (cosas de estos horarios intempestivos que no me acaban de convencer, como animal nocturno que soy). Un escenario más bajo y en mi caso menos distancia con el mismo, hicieron el resto.

En lo puramente musical, el concierto fue la habitual mezcla de temas propios y covers. Ambos interpretados con la reconocible calidad marca de la casa. Como siempre, pero sin dejar de sorprenderme, la forma de afrontar las versiones, metiéndoles un punto de energía y potencia que no son habituales en otras bandas y que, sin duda, les diferencia de los demás. Puede decirse que las tienen tan interiorizadas que se las llevan siempre a su terreno. Sus composiciones propias, atípicas en el panorama instrumental (que a veces peca de una cierta uniformidad) y sin ataduras a la hora de transitar por otros estilos e influencias, son, para mí, un soplo de aire fresco cada vez que las oigo.

Esperemos que en lo que resta de año, los conciertos dejen de ser algo excepcional y los Winston Lobo puedan recoger parte del reconocimiento que se ganaron antes de esta catástrofe y lo hagan en forma de más conciertos. Si así fuera, mi consejo es que aprovechéis la ocasión.

18/04/2021

SUI & THE ELECTROSHOCKS en el Let’s Go Rock Bar

Algo más de un año había pasado desde que había visto a esta banda por última vez, y en el mismo sitio. Entre ambas ocasiones, meses dramáticos e interminables, y varias suspensiones por medio. A la alegría de ver a grandes amigos en el sitio en el que les quiero ver, encima de un escenario y después compartiendo una cerveza, se unió la de vislumbrar algo de luz al final de este eterno túnel.

Y en cada ocasión que veo a este grupo le voy cogiendo más el tranquillo, porque aunque no soy experto en esta música, me lo paso en grande. Me lleva hasta ellos que sus miembros tocan en varias de las más importantes bandas surf españolas: Emilio y Pedro en Echo Express, Dani en los Winston Lobo, y David en los Daytonas. Ahí es nada. Músicos de categoría que con Sui al micrófono aseguran una hora muy entretenida cabalgando por el rockabilly, el country, el hilbilly y no sé cuantas cosas más.

Las risas que nos echamos después dan para escribir varias páginas, pero de momento es secreto de sumario

LOS WINSTON LOBO en el Let’s Go Rock Bar

04.01.2020

El año surfer empezó a lo grande. El primer sábado de este 2020 me fui hasta Parla, en el sur de Madrid, para ver a una de mis bandas favoritas. En la calle el frío hacía de las suyas, pero al entrar al local recibías una bofetada de calor. No venía de la aglomeración humana (aunque ciertamente la entrada fue espectacular, rondando las cien personas, un entradón teniendo en cuenta las fechas navideñas, que era un sábado por la mañana y en un lugar que a priori es tan poco propicio para el surf ). Venía del buen ambiente que había en el interior, de la agradable sensación de encontrar a buenos amigos que se desplazaron hasta allí para ver a la banda, de un sentimiento de camaradería y buenrrollismo que siempre rodea a los Winston Lobo. Y quiero resaltar que en el Let’s Go siempre me siento como en casa, rodeado de “camaradas” a los que siempre es una alegría ver.

Los Winston habían dejado el listón a altura de récord olímpico después de su actuación de 2019 en el Gruta 77 (que por cierto fue determinante para que fueran incluidos en el homenaje a Dick Dale que tendrá lugar en el mismo sitio el 14 de marzo). Era difícil que se diera esa comunión con el público que se dio ese ya inolvidable viernes, simplemente porque los asistentes a este concierto eran de otro tipo, tal vez menos acostumbrados al desmelene. Pero los Winston Lobo no se arredran fácilmente, e incluso con el hándicap de que uno de sus guitarristas, Juan, estaba con un buen catarro, se cascaron otro concierto de lujo, llevándose al público de calle. Incluso con Villancicos surferizados para la ocasión. Sorteo de ukelele amarillo (como la portada de su disco) incluido, los Lobos pusieron otra pica, no en Flandes, sino donde hay que ponerlas: en el corazón del público.

SUI & THE ELECTROSHOCKS en el Let’s Go Rock Bar

No ser un experto en la materia, ni tener grandes conocimientos sobre la música que hacen Sui & The Electroshocks, te da la ventaja de no tener prejuicios. Y gracias a esto puedo decir que disfruté muchísimo con el concierto de este quinteto, porque me dejé llevar por el placer de oír preciosas canciones interpretadas por cuatro grandes músicos y cantadas por una gran cantante

The Gagarins en Let’s Go Rock Bar

08.03.2019

Pues el caso es que he pasado de no haber visto nunca a The Gagarins, a verlos tres veces en seis meses. Ello se debe fundamentalmente, a que son una banda muy activa, con muchos conciertos en estos últimos meses y una gira bastante completa. Y en esta última ocasión, como en las dos anteriores, lo que más me comenta la gente es que les sorprenden, y muy positivamente. Lo que hoy en día es bastante difícil, dicho sea de paso.