DON JOSÉ LIQUIDADORES en Fun House

11.02.2022

Por fin pude satisfacer las ganas de ver en directo a los albaceteños Don José Liquidadores, nacidas el día que me hice con su disco «Yo soy gallo dondequiera», de increíble diseño y que incluye en su interior uno de esos fanzines que me vuelven loco (por favor una ley que obligue a incluirlos ¿a qué se dedican en los Consejos de Ministros?).

Si en España siguen surgiendo nuevas bandas instrumentales debe ser por ese quijotismo que nos caracteriza, porque desde el primer minuto ya sabes que vas a tener todo en contra y que vas a luchar contra molinos de viento y contra gigantes de carne y hueso, el mayor de ellos la indiferencia. Sin olvidar la ignorancia de muchos y la desgana de algunos. Cada vez que una de estas bandas se atreve a subirse a un escenario en Madrid debería ser una fiesta para los amantes de los sonidos instrumentales. A veces ocurre; otras, la mayoría, pasan desapercibidas. ¿Suena a lamento? Lo es.

Don José Liquidadores tiene suficientes argumentos para que la fiesta sea un éxito. Es una de esas bandas que tocan muchos palos sin avergonzarse, sin restringirse a ninguno. Bastantes corsés tenemos en la vida diaria como para añadir alguno más a la música. Por momentos, eso es lo que se vivió en el Fun House, una verdadera fiesta de amigos. Como toda fiesta que se precie, a veces se descontroló un poco; nada de lo que preocuparse, algunos somos de la teoría de que un concierto es algo vivo, no un esqueleto petrificado, no un show guionizado. Más risas que nos echamos. Algo de lo que muchos no pueden presumir.

La coctelera de Don José tiene muchos ingredientes, surf, western, latino… Tiene margen para añadir y para quitar, para ir creciendo y mejorando. Yo por mi parte solo pido que, por favor, esas congas hay que mantenerlas sí o sí. Y el baile se os dará por añadidura.