GENERADOR en Trashcan

21.12.2019

Ante la baja de última hora por enfermedad de Albert Ginés y sus Oceánicos, se presentaron Generador, J. Horror y Annie Baby, solos ante el peligro. Porque el Trashcan es una sala relativamente grande y da un poquito de respeto. Sin embargo, la entrada fue bastante buena para la hora temprana y el día desapacible. El dúo se encargó de que pronto entráramos en calor. Tras el primer tema (Qué espanto) vinieron del tirón cuatro temas que para mí son de lo mejorcito que tienen (Combatir, Cambio mi cuerpo, Maldito Vehículo y Transistor), suficientes para resucitar a un muerto.

Los asistentes, fans entregados de Generador y también de los Cramps, vibraron con los temas que versionaron de éstos al igual que con ese remake siniestro del Despeinada de Palito Ortega. Y yo especialmente lo gocé con tres temas marca de la casa: La Gente Apesta, A Ver Si Nos Vemos (Menos) y Sonrío Demasiado Para Ser Tan Pobre. Santos y señas del grupo, resumen de su esencia y de lo que quieren decir y derramar sobre el escenario.

Concierto frenético, sin tregua y sin tonterías. Directo al mentón del, para mí, grupo bomba del 2019.

LOS WINSTON LOBO en el Gruta 77

22 noviembre 2019

Por fin asistimos a la esperada presentación del nuevo disco de los Winston Lobo, “Las increíbles aventuras de los Winston Lobo”. Lo primero que llama la atención es el espectacular y cuidado diseño del CD. Amarillos, rojos, azules y negros, explosión de vivos colores coronados por la ilustración creada por el batería de la banda, Ángel Rodríguez Robles, cuya interesantísima obra pictórica os recomiendo conocer. El divertido libreto interior muestra con quién te estás viendo las caras, cuatro tipos aventureros y un poco golfos, que se atreven con todo, incluyendo por supuesto el mezclar en un mismo disco estilos e influencias musicales sin complejos y sin límites.

El álbum tiene un sonido espectacular, sorprendiendo cómo suena esa batería, con un aire retro que me encanta y que se nota que está curradísima en la ejecución y la producción. El bajo de Dani Masa galopa junto a la batería, formando una de las bases rítmicas más potentes que se pueden escuchar hoy en día en el panorama instrumental. El disco no da tregua a lomos de sus dos guitarras, Antonio y Juan, Juan Cabrero y Antonio Cortés, que se muestran muy cómodos en los caminos que van explorando, surcando diferentes tempos y ambientes, seguros de sus posibilidades, convencidos de lo que tienen para mostrar. Y es de agradecer que todos juntos se quiten los corsés que constriñen al género instrumental y se pongan como única regla estricta el que el oyente no se aburra ni se duerma a la tercera canción.  Paradigma de estas transgresiones son, para mí, los temas Noche de Brujas, Tiempos Modernos y La Vuelta a Casa, cuyos estilos me resulta imposible definir ni encasillar.

Sobre el concierto decir que la entrada, tratándose de un concierto instrumental, fue realmente buena, y superó con creces el número habitual de los habituales de la escena. La noche fue a más, en un crescendo increíble, con una retroalimentación entre público y banda que se da raramente en esta escena. Por momentos, se lanzaban los cuatro a tumba abierta, levantando el pie del freno y sonando como una verdadera apisonadora (fueron estos los momentos que más me gustaron, aquellos en los que se soltaban la melena y daban rienda suelta a todo su potencial). Al final, no sabías si estabas en un concierto de una banda surf o  de un combo punk, si a los pogos que se bailaron al final nos atenemos. Buena culpa de esto la tiene el hecho de que junto a sus temas propios eligieron unas versiones que,  independientemente de que las tocan con gran pericia, son sumamente atractivas y divertidas para el público que gasta su dinero y sale de su casa en una noche de lluvia y lo que quiere es disfrutar y sudar al máximo. Y eso lo hicimos, vaya que si lo hicimos

ALBERT GINÉS Y SUS OCEÁNICOS en Gruta 77

Si cierro los ojos y pienso en el concierto del viernes en el Gruta, lo que me viene a la cabeza es la imagen de Albert Ginés también con los ojos cerrados, ensimismado en su música, en su propio mundo, en el que habitan paisajes exóticos, cabezas tikis y Mai Tais. Y veo a sus dos compañeros, Clara y Alberto, como fieles escuderos guardándole las espaldas. Y eso es lo que creo que transmitieron en directo, la materialización de las ideas que les bullen por su cerebro, puesta en escena de otros mundos lejanos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAalbert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-16albert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-17albert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-18albert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-20albert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-19OLYMPUS DIGITAL CAMERAalbert_gines_pablo_medrano_surfmusicphotography-21OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los Daytonas en María Bonita (14.07.2019)

Sí, lo sé, no soy objetivo ni imparcial. Para mí cada acústico o semiácústico de los Daytonas es una experiencia única. Me encanta. Veo y escucho a una banda conjuntada, seria, segura de lo que hace, que progresa en cada concierto y que cada día defiende con más dignidad su repertorio. Hay muchos caminos en el viaje de la música surf e instrumental, y el que escogieron los Daytonas es empinado y pedregoso, pero provoca, como no lo hacen otros, la satisfacción de ir quemando etapas con éxito.

Mención especial a la gente de María Bonita Taco Bar por lo bien que nos trataron y a nuestros compañeros de mesa, Juan, Eloy y Raquel, con los que pasamos una jornada de lujo.

Durango 14 en SJSF 19 # 5

Gente diciendo que a partir de ahora esta es su banda española favorita, ofertas para tocar en otros festivales, propuestas para giras, alegría en los organizadores del festival, elogios a su “espíritu rock”, la “delegación” española entregada y un público gratamente sorprendido porque habituado a un surf más clásico se encontró un vendaval de surf & roll espeso que le dejó en shock. Y personalmente, la satisfacción de ver a una de mis bandas favoritas por fin en el festival de surf más importante del mundo, al que llegaron con méritos sobrados que confirmaron sobre las tablas de un escenario que finalmente retumbó y crujió como tanto habíamos soñado.

 

 

Albert Ginés y sus Oceánicos en el Tiki Chateau

Y el ciclo de conciertos organizados por el Tiki Chateau terminó con broche de oro: segundo concierto de Albert Ginés y sus Oceánicos en veinte días, desde su estreno en abril. Música instrumental de muchos quilates, temas elegantes, sonidos reposados que te envuelven y te transportan a paisajes paradisiacos. Y el Tiki Chateau el mejor escenario para la ocasión.

Por mi parte escuchar el tema que me dedicaron, El Fotógrafo del Surf, a las puertas del mejor bar Tiki de España y en plenas fiestas de Malasaña, supuso una satisfacción indescriptible que se desbordó con sus muestras de cariño.

PD: incluyo tambíen algunas fotos de la pinchada de la tarde a cargo de Mónica, que contó con increible presencia de público entregado al descenso por el tunel del tiempo.

contacto: mpablomedrano@gmail.com

 

Los Daytonas en Blackbird

Concierto que se venía fraguando desde hace mucho tiempo, en un sitio algo diferente a lo habitual de la escena (pero en eso tal vez precisamente reside su encanto, que el público es distino al que las bandas se suelen encontrar en otros garitos, expectante y agradecido). A pesar de que en esta ocasión David no pudo estar a la guitarra, su lugar fue suplido con solvencia por Pedro, que además creo (y espero no equivocarme) que fue el culpable de que introdujeran para la ocasión en su repertorio los temas Runaway y Bulldog).

Los Daytonas nunca defraudan y si Mario tiene el micrófono, prepárate que vienen curvas