GENERADOR en Trash Can

05.02.2022

Inexcusablemente me había perdido el último concierto de Generador en Fun House y no entraba en mis planes perderme ninguno más. Así que repetí en el Trash Can, que fue donde descubrí a esta banda, una de mis favoritas actuales. Desde ese día, con el parón obvio y obligado, han encadenado éxito tras éxito, volviendo a colocar en esta ocasión el virtual cartel de «no quedan entradas».

El concierto fue como los anteriores, una descarga frenética, tema tras tema. En esta ocasión, con la guinda de varios temas de anteriores reencarnaciones.Me encanta (y en esta ocasión lo noté aún más) la complicidad que tienen, entre ellos y con el público, algo que se nota es natural como la vida misma. Y que si les conoces un poco es fácilmente entendible, porque son un amor de pareja. Que yo ya no sé si voy a sus conciertos por escucharles o por charlar un rato con ellos. En cualquier caso, ambas son dos estupendas opciones.

GENERADOR en Fun House

De su primer y exitoso concierto post-pandémico en Alcalá directamente al Fun House. E idéntico éxito. Dos pases en domingo, mañana y tarde, y todo vendido. Ni el calor sahariano puede con la gente que viste de negro.

Aunque la hora sea tan intempestiva como la una del mediodía, se hace realmente difícil aguantar sentado en un concierto de esta banda, cuyos conciertos son a tumba abierta. Conexión con el público desde los primeros acordes y un trallazo detrás de otro. Junto a temas de discos anteriores, los de su nuevo «Generador a Go-Go Volumen 2» (precedente «obvio» del ya esperado futuro volumen 1) y que incluye un tema instrumental («Rancho Nocturno») de mucha categoría y al que han prometido darle más oportunidades en el directo.

Ya tengo una excusa para no perderme su próximo bolo.

Como si necesitase alguna…

GENERADOR en el Diablo Market en Alcalá

Una de las cosas que, musicalmente hablando, más me molestó de esta pandemia, fue estar tantos meses sin ver a un grupo que estaba lanzado a tumba (y no precisamente la de Johnny Cash) abierta. Sus conciertos estaban siendo demoledores, una auténtica conmoción, el público los disfrutaba sin frenos, podías ver a la gente totalmente identificada con esta banda, con lo que ofrecía, con su concepto, con sus mitos y con sus leyendas. Yo estaba entre ese público y, como digo siempre, me siento rejuvenecer treinta años cuando los escucho. En sus conciertos sufro una mutación festiva que me hace volver a tener acné juvenil y las hormonas en ebullición.

Por suerte, la espera, larga, llegó a su fin. Por fin pude volver a verles, y aunque me habría gustado que fuera en un sitio más acorde a su espíritu, oscuro y sudoroso, no me quejo. Al contrario, aplaudo la experiencia y ojalá siga funcionando este mercadillo de discos y ofreciendo música en directo. El hecho de tener lugar en un centro comercial, atrae (es innegable) a otro tipo de público y eso siempre es bueno para dar a conocer músicas más «minoritarias».

El concierto, acelerado y breve como siempre y como nos gusta. En esta ocasión, con dos invitados de lujo, Monje de Larsen y Manolo UVI interpretando un himno de mi juventud, «Amor Frenopático». Menudo bombazo. Regresión (feliz) a la adolescencia. El nuevo disco, con cuatro pelotazos sin misericordia alguna e incluso con un instrumental. Annie Baby y J. Horror, como siempre, encantadores. ¿Qué más se puede pedir para un domingo? ¿Una psicofonía de Johnny Cash en directo?

10 mayo 2021

GENERADOR en Trashcan

21.12.2019

Ante la baja de última hora por enfermedad de Albert Ginés y sus Oceánicos, se presentaron Generador, J. Horror y Annie Baby, solos ante el peligro. Porque el Trashcan es una sala relativamente grande y da un poquito de respeto. Sin embargo, la entrada fue bastante buena para la hora temprana y el día desapacible. El dúo se encargó de que pronto entráramos en calor. Tras el primer tema (Qué espanto) vinieron del tirón cuatro temas que para mí son de lo mejorcito que tienen (Combatir, Cambio mi cuerpo, Maldito Vehículo y Transistor), suficientes para resucitar a un muerto.

Los asistentes, fans entregados de Generador y también de los Cramps, vibraron con los temas que versionaron de éstos al igual que con ese remake siniestro del Despeinada de Palito Ortega. Y yo especialmente lo gocé con tres temas marca de la casa: La Gente Apesta, A Ver Si Nos Vemos (Menos) y Sonrío Demasiado Para Ser Tan Pobre. Santos y señas del grupo, resumen de su esencia y de lo que quieren decir y derramar sobre el escenario.

Concierto frenético, sin tregua y sin tonterías. Directo al mentón del, para mí, grupo bomba del 2019.