Les Panches Surfers en Gruta 77

24.11.2018

Un año llevaban los Panches alejados de los escenarios, y tras las incorporaciones de El Bandido a la guitarra y Lady Panche a la batería, se presentaron en el Gruta con una mochila llena de ilusión y de nervios.

Aquí es donde vendría la crítica a su técnica (que la tienen y mucha), a su saber estar sobre el escenario (que lo tienen), y a la calidad de sus temas propios (mucha) y la pericia en interpretar versiones  (mucha también). Vendrán críticos profesionales y glosaran sus éxitos, porque los van a tener seguro. Pero para mí todo eso queda en un segundo plano ante el placer de haberles conocido y haber compartido varias buenos ratos con ellos. Aunque tal vez no estén muy bien vistas estas sensiblerías, para mí la música son los músicos, o sea las personas, y el empuje de esta gente, el arrojo y la pasión que ponen en lo que hacen y las ideas que les bullen en la cabeza, hacen que pueda decir, sin ruborizarme y sin temor a equivocarme, que bajo esas máscaras hay gente de puta madre.

Homenaje a Tony Luz (2ª parte)

Además de los reseñados anteriormente, por el escenario del Gruta pasaron muchos de los antiguos amigos de Tony Luz.  Entre todos hicieron de este homenaje algo muy digno y emocionante, y en parte, un reconocimiento a la música instrumental española, con mención especial a David Mad Mayer y a Fernando Pardo, así como los ya nombrados Ruri Grande, Fuman Joe y Loza.

 

Homenaje a Tony Luz en Gruta 77

Dentro del Homenaje a Tony Luz en el Gruta, para mí los grandes triunfadores fueron Ruri y Joe (Durango 14) a las guitarras, Sebastián García (Buguibún) al bajo y Loza (Los Coronas) a la batería. Con solo dos temas hicieron que el público despertase y bailase como no lo hizo en el resto de la noche. A mí se me hizo, corto no, más bien microscópico, pero lo disfruté como un enano.

The Cucarachas Enojadas en Gruta 77​

Se presentaban los de de Benavente en el Gruta con su recien estrenado disco, Surfin’ Carmela, concebido como un homenaje a la mujer, y nos ofrecieron un puñado de buenas, potentes y originales canciones que nos dejó con muy buen sabor de boca.

Mención especial al diseño y concepto de su disco, que incluye dentro de un sobre el CD, tres postales, una chapa y una cucaracha de goma, y a su Surf Beer “La Carmela”, la cerveza surfera, artesana y de Zamora.

 

Durango 14 en Gruta 77

Ver a este banda diecinueve veces en directo me convierte en el mayor experto mundial sobre Durango 14 (ex aequo con mi mujer). Desde mi privilegiada atalaya puedo afirmar, sin temor a equivocarme y con conocimiento real de causa, que mejoran con cada concierto. Que su nuevo batería le pega de lujo,  y que están en un estado de forma que superan hasta la gripe traicionera  que trajo Joe consigo. Y de la que seguramente mejoraría, gracias a la sudada que se pegaron en el escenario.

Juanita Banana en Gruta 77

Vaya si nos lo pasamos bien con Juanita Banana (qué precioso nombre homenaje a Luis Aguilé -entre otros-). Aunque no es estrictamente un grupo instrumental y tienen un toque garagero muy marcado, sí interpretaron varios temas sin voces e incluso surf (como Surf Rider), dentro de su repertorio de versiones de clásicos. A mí, por mi parte, me gustaron más sus propios temas, destacando uno con el que me identifico al cien por cien, y que parece escrito para mí “¡A procrastinar”.

Procrastinar: acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.