Los Daytonas en María Bonita (14.07.2019)

Sí, lo sé, no soy objetivo ni imparcial. Para mí cada acústico o semiácústico de los Daytonas es una experiencia única. Me encanta. Veo y escucho a una banda conjuntada, seria, segura de lo que hace, que progresa en cada concierto y que cada día defiende con más dignidad su repertorio. Hay muchos caminos en el viaje de la música surf e instrumental, y el que escogieron los Daytonas es empinado y pedregoso, pero provoca, como no lo hacen otros, la satisfacción de ir quemando etapas con éxito.

Mención especial a la gente de María Bonita Taco Bar por lo bien que nos trataron y a nuestros compañeros de mesa, Juan, Eloy y Raquel, con los que pasamos una jornada de lujo.

THE PHANTOM DRAGSTERS (SJSF 2019 # 13)

Desde Orense a Livorno, una de las bandas más destacadas de la escena surf en España, contundentes y precisos, bajaron a la arena y se mezclaron con el público, escenario en el que se les ve realmente cómodos. Después de haber lanzado el año pasado el que es su último disco (“…at Tiki Horror Island”) y que está seguramente entre los mejores que vieron la luz en 2018, tenía ganas de verlos en directo; y como siempre, no defraudan. Seguro que ese es el motivo de que se hayan pateado los mejores festivales de España y algunos del extranjero.

THE MULLET MONSTER MAFIA (SJSF 2019 # 12)

Uno tiene sus debilidades, y el Surf Trash de la banda brasileña The Mullet Monster Mafia es una de ellas. Es verles aparecer en el escenario (lo que ocurría por segunda vez para mí en Livorno) y su mezcla de surf, punk, metal y psychobilly me sube las pulsaciones y me obliga a empezar a dar botes. Tres bestias del escenario, pura energía, absoluta simpatía, entrega total hasta la extenuación.

Es cierto que no son la banda más querida por el público purista, pero para mí, que concibo la música como diversión y transgresión, un concierto suyo es una de las experiencias más gratificantes que puedo vivir y volver a ver estas fotos, más de un mes después, me recuerda que durante cuarenta y cinco minutos estuve vivo y fui inmensamente feliz .

Y además visten de negro. Punto a su favor.

 

PAR AVION (SJSF 2019 # 11)

La banda californiana Par Avion es de esas que siempre apetece ver, porque a sus cualidades técnicas y compositivas suman una capacidad para divertir al público y para hacer que se lo pase en grande, desafiando, como fue este caso, al intenso calor. Bernard Yin y Rebecca Ramirez han tocado con grandes y muy diferentes músicos y tal vez por eso se atreven con una amalgama ecléctica de sonidos, que influenciados por la música surf, exploran otros muchos campos, como por ejemplo esa fantástica interpretación que se marcaron de A Patricia de Los Destellos de Enrique Delgado

 

 

DEL-TOROS (SJSF 2019 # 10)

A mil grados y bajo un sol de justicia empezó el concierto de los holandeses del-Toros pero tuvo que acabar cerca de los diez mil, porque su despliegue de surf punk con unos riffs como no había oído antes en una banda surf, elevaron la temperatura hasta el extremo y derritieron mi cerebro.

Show sin concesiones, que deja pequeño a su trabajo discográfico y que me sorprendió brutalmente.

SURFONIANI (SJSF 2019 # 9)

Aunque Surfoniani es una banda habitual en el Surfer Joe (de hecho este año hicieron doblete), yo les conocí un año fuera del escenario, cuando se plantaron a tocar en el paseo marítimo, en su versión “street band” semi-acústica.

Desde ese día estoy enamorado de ellos (como suele decir Tony con mucha guasa) y no solo de su música, fresca, ecléctica y divertida, sino también de su personalidad, de su alegría y de su modestia.

A veces, siempre, es difícil ser objetivo; pero qué más da, a mi Surfoniani me caen de puta madre.

THE TREMOLO BEER GUT (SJSF 2019 # 8)

La banda danesa era sin duda una de las más esperadas por el público, y no solo porque, como en este caso, les precedió abundante cerveza gratis, sino porque es uno de los grupos más frescos e innovadores en el panorama instrumental. Y, ciertamente, su concierto, inmersos sus miembros en una sofocante niebla e iluminados con unos intensos colores azules y rojos, fue todo un éxito y una demostración de originalidad y solvencia.