The Krontjong Devils (Surfer Joe 2018 # 24)

Y la banda originaria de Groningen cerró el Festival. Afortunadamente la pena por la bajada del telón se compensó escuchando a esta banda, buenísima, que hizo las delicias de los últimos fans que nos resistíamos a abandonar Livorno. Broche de oro.

Hasta aquí la reseña fotográfica de los veinticuatro conciertos que pudimos ver este año. Ahí es nada, veinticuatro. Aunque lo importante no es solo es el número, es la calidad y variedad. No existe un evento así en el mundo, indudablemente.

Reitero mis agradecimientos a Lorenzo y Luca Valdambrini, y a todos los miembros del staff y la organización. Un recuerdo cordial a los camareros por aguantarnos con santa paciencia. Un saludo a toda la familia del Surf, a todos los amigos que hice en Livorno y a los que espero seguir viendo en ediciones posteriores.

I love you. Make love, not war.

Los Blue Marinos (Surfer Joe 2018 # 22)

Y por fin fué el turno de la única banda llegada desde España (aunque con guitarrista argentino, el gran Sebastián Marino). Con una tremenda calidad, sus temas en la onda más clásica gustaron mucho al público presente. Cualquiera de los incluidos en su último disco, Off The Lip, merecen muchísimo la pena, pero para mí escuchar 6K6 en ese escenario fue especialmente emocionante.

Valga esta reseña como pequeño acicate y estímulo para otras bandas, a ver si entre todos conseguimos que como en 2015 podamos disfrutar de hasta tres grupos españoles en el festival y de paso que el público se anime a cruzar el Mediterráneo y disfrutar de una experiencia incomparable.

Surfer Joe & The Bradipos IV (SJSF 2018# 18)

Dos horas de surf a todo volumen, de sudor, de bailes,  de saltos, sin tregua y sin descanso. Eso es lo que nos ofrecieron primero The Bradipos IV, luego Lorenzo Surfer Joe, y luego todos juntos. Una experiencia sencillamente irrepetible, con Lorenzo regalándole al público que estaba presente su repertorio antiguo, las canciones de su nuevo disco y hasta temas cantados, y al que vimos disfrutar con la interacción con los asistentes. Y con The Bradipos IV, una banda tremenda que deslumbra en directo. Otro concierto mágico en un lugar mágico, el Tiki Stage del Tiki Room