Surflamingo en Fun House

Desde octubre del año pasado no se dejaban caer los Surflamingo por Madrid y eligieron para la ocasión una sesión matinal de esas que tanto nos gustan y que nos permiten confraternizar tras el concierto sentados en torno a una mesa compartiendo ideas, vivencias y anécdotas.

Así que se presentaron en Madrid estos “Trashing Surfers” (como decían ellos al anunciar el evento) con su apisonadora surf transformando cualquier tema en algo vertiginoso que se sabe como empieza pero no como acaba,  que sorpresa tras sorpresa y salto tras salto, se convierte en una montaña rusa que te deja exhausto.

Atención al inminente lanzamiento de su nuevo disco porque lo que presentaron el domingo es potentísimo.

Mención aparte a su merchandising, esas botas de vino en dos colores con su logotipo, que es marca de identidad y una declaración de intenciones

Durango For Kids

Sobreponiéndose a la ausencia de unos de sus guitarras (Joe), Durango 14 volvió a presentar en Madrid su espectáculo para niños en el que junto a dos actores hacen un recorrido por la música surf e instrumental en general y por su música en particular. Ya dije en la anterior ocasión que me parecía una iniciativa digna de elogio y que, sinceramente, creo que solo lo podían hacer ellos. Porque cuando se suben al escenario transmiten una energía que los niños captan inmediatamente y se crea una atmósfera brutal de complicidad y desenfreno.

Viendo a todos esos chavales, y algunos más talluditos, bailando como locos, uno todavía tiene esperanza en el futuro.

Los Tikis del Ritmo en el HDC Rockin’ Fest

No sé si esto es un halago muy ortodoxo, y si tal vez debería centrarme en otros aspectos más académicos y estrictamente musicales, pero quería contar que la veintena de niños que estaban presentes en el concierto y un servidor, disfrutamos como cabrones. Que, en pocas palabras, me lo pasé teta. Que los Tikis además tocan de puta madre, pues también, pero qué coño, a un concierto se va a bailar y a saltar. Y a un niño no le engañas: si no le gusta la música, la baila Rita.

Y el post-concierto, rodeado de buenos amigos y amantes de la música surf, irrepetible

The Gagarins en Fun House

Me encantan los grupos con un CONCEPTO GLOBAL (si se puede llamar así). Visual, estético, ideológico, lo que sea.  Te permite jugar con múltiples aspectos que configuran un todo más atractivo y original: elegir un uniforme, una determinada estética para los discos, los títulos de las canciones, una escenografía, e incluso las presentaciones de los temas en los conciertos. Para mí es fundamental como “imagen de marca”

The Gagarins han optado, hasta las últimas consecuencias y con evidente éxito, por la potente iconografía soviética. Y como tal sonaron en el Fun House, muy potentes. Como el tanque ruso T-34.

 

 

The Krontjong Devils (Surfer Joe 2018 # 24)

Y la banda originaria de Groningen cerró el Festival. Afortunadamente la pena por la bajada del telón se compensó escuchando a esta banda, buenísima, que hizo las delicias de los últimos fans que nos resistíamos a abandonar Livorno. Broche de oro.

Hasta aquí la reseña fotográfica de los veinticuatro conciertos que pudimos ver este año. Ahí es nada, veinticuatro. Aunque lo importante no es solo es el número, es la calidad y variedad. No existe un evento así en el mundo, indudablemente.

Reitero mis agradecimientos a Lorenzo y Luca Valdambrini, y a todos los miembros del staff y la organización. Un recuerdo cordial a los camareros por aguantarnos con santa paciencia. Un saludo a toda la familia del Surf, a todos los amigos que hice en Livorno y a los que espero seguir viendo en ediciones posteriores.

I love you. Make love, not war.