Tiki Room, Surfer Joe Diner, Seminarios y Exposiciones

Una pequeña muestra de lo que son el Surfer Joe Diner (lleno de recuerdos y objetos de la música surf), y el Tiki Room (el mágico lugar donde tienen lugar los conciertos más salvajes) así como los seminarios y una estupenda exposición de guitarras que se podía ver este año en el festival

A small sample of what the Surfer Joe Dinner is (full of memories and objects of surf music), and the Tiki Room (the magical place where the wildest concerts take place) as well as the seminars and a great exhibition of guitars that could be seen this year at the festival

Messer Chups (Surfer Joe 2018 # 10)

Turno para los esperadísimos Messer Chups cerrando la jornada del viernes. A diferencia del año 2015 en el que tocaron en el escenario grande, esta vez los vimos en el mágico Tiki Room, y para mi gusto, ganaron mucho con el cambio. Messer Chups es una banda que sabe lo que ofrece, y el público sabe lo que va a obtener. A mí nunca me defrauda, y ver tocar a Oleg es una maravilla, una experiencia única. Tenerlo a un metro de distancia es impresionante.

 

 

Frankie & The Pool Boys (Surfer Joe 2018 # 9)

Iba terminando la jornada del viernes, y el último concierto antes de subir al Tiki Room fue el de los americanos Frankie & The Poolboys, unos tipos simpáticos con muchos seguidores entre el público. Algo lógico porque son una de las mejores bandas en activo. Aprovecharon la ocasión para presentar su nuevo single, reeditando el tema de 2007 “Ewa on the Beach”, elegida en el puesto número 3 de la lista de mejores canciones de surf moderno por los oyentes de North Sea Surf Radio

Lulufin The Woo Hoo (Surfer Joe 2018 # 8)

La banda japonesa trajo la elegancia y el buen gusto al festival. A pesar de un problema con la compañía aérea y las maletas, que les impidió utilizar sus vestidos y sus instrumentos, en ningún momento perdieron la sonrisa, sobreponiendose con soltura a la adversidad y ganándose a los espectadores con su sencillez. Un sonido limpio que hizo las delicias de un público entregado

The Japanese band brought elegance and good taste to the festival. Despite a problem with the airline and suitcases, which prevented them from using their clothes and their instruments, at no time they lost their smiles, successfully overcoming adversity and winning over spectators. A clean sound that delighted the public

The Necronautics (Surfer Joe 2018 # 6)

Turno para la primera de las dos bandas alemanas del viernes, en este caso de la ciudad de Manheim . En esta edición del festival  los germanos ganan por goleada con cuatro grupos. No es de extrañar que la presencia de público venido de Alemania sea tan habitual en el Surfer Joe. Y en este caso se trataba, justo es decirlo, de una banda con muchísima calidad

Dave & The Pussies (Surfer Joe 2018 # 5)

El viernes fue el turno de la primera banda austriaca de este año (la otra fue Balu und Die Surfgrammeln). Un grupo que en su página de facebook hace toda una declaración de intenciones, afirmando que su música es como si los Shadows se encontraran con Mötorhead

Para echar más leña al fuego subió al escenario Gabe Taylor, batería de Daikaiju, con su inseparable bote de gasolina para mechero, a incendiar los platos del grupo, en lo que fue un momento vibrante a tono con el resto de la actuación

Friday was the turn of the first Austrian band this year (the other was Balu und Die Surfgrammeln). A group that on their Facebook page makes a whole statement of intentions, stating that their music is as if the Shadows met with Mötorhead.
To add more fuel to the fire, Gabe Taylor, drummer of Daikaiju, with his petrol can for the lighter, set fire to the group’s dishes, in what was a vibrant moment in tune with the rest of the performance