Albert Ginés y sus Oceánicos en el Tiki Chateau

Y el ciclo de conciertos organizados por el Tiki Chateau terminó con broche de oro: segundo concierto de Albert Ginés y sus Oceánicos en veinte días, desde su estreno en abril. Música instrumental de muchos quilates, temas elegantes, sonidos reposados que te envuelven y te transportan a paisajes paradisiacos. Y el Tiki Chateau el mejor escenario para la ocasión.

Por mi parte escuchar el tema que me dedicaron, El Fotógrafo del Surf, a las puertas del mejor bar Tiki de España y en plenas fiestas de Malasaña, supuso una satisfacción indescriptible que se desbordó con sus muestras de cariño.

PD: incluyo tambíen algunas fotos de la pinchada de la tarde a cargo de Mónica, que contó con increible presencia de público entregado al descenso por el tunel del tiempo.

contacto: mpablomedrano@gmail.com

 

Los Daytonas en Blackbird

Concierto que se venía fraguando desde hace mucho tiempo, en un sitio algo diferente a lo habitual de la escena (pero en eso tal vez precisamente reside su encanto, que el público es distino al que las bandas se suelen encontrar en otros garitos, expectante y agradecido). A pesar de que en esta ocasión David no pudo estar a la guitarra, su lugar fue suplido con solvencia por Pedro, que además creo (y espero no equivocarme) que fue el culpable de que introdujeran para la ocasión en su repertorio los temas Runaway y Bulldog).

Los Daytonas nunca defraudan y si Mario tiene el micrófono, prepárate que vienen curvas

 

Los Seisiete en el Tiki Chateau

El segundo concierto de los programados a las puertas del Tiki Chateau fue el primero de los dos dedicados al Surf, en este caso con los Seisiete, una banda relativamente nueva pero que mejora a pasos agigantados con cada nuevo concierto. A este despegue contribuye su nuevo guitarra, que además sabe de qué va esta música, algo difícil a la hora de encontrar nuevos miembros para una banda surf.

Mientras llegan los próximos conciertos ya programados (acompañando a bandas de categoría) en breve se embarcarán en la grabación de su nuevo disco, en el que esperamos ansiosos oir sus temas propios, canciones de mucha calidad y en cuya interpretación se les ve cada día más sueltos así como más orgullosos de ellos. Temas como Venussian, Raining Cats & Dogs, Nobita Dream Beach o Desde la Escotilla se van convirtiendo en joyitas cada vez más reconocibles.

 

Sui & The Electroshocks en el Tiki Chateau

Con la excusa de las fiestas de Malasaña, el Tiki Chateau organizó tres conciertos en la calle. El primero, el miércoles 1 de Mayo, fue el de Sui & The Electroshocks, banda a la que no había visto hasta ahora, a pesar de tener entre sus miembros a tres buenos amigos como Emilio, David y Pedro.

Éxito total de esta iniciativa, abarrotando y cortando la calle, con este grupo que le da por igual al Rockabilly, al Country y al Hillbilly. Tres músicos de categoría y experiencia y al frente, la preciosa voz de Sui.

 

Los Seisiete en el Mercado Tirso de Molina

Los Seisiete están lanzados a tumba abierta y no se van a parar, y si hay que tocar en un Mercado, pues se toca. Y el caso es que el sitio tuvo su encanto, y le dio a su música una sensación de cercanía y espontaneidad que tal vez no se consigue en otros sitios más habituales. El concierto en sí estuvo genial y los Seisiete progresan adecuadamente, van quemando etapas  y cada vez molan más.

 

Los Capitanes en Rock Palace

Terminamos el Record Store Day en el Rock Palace, en otro sarao de los Capitanes. Y el que no se divierte en un concierto de los Capitanes, no merece ni ser grumete de Chanquete. Es más inutil que Schettino, el que fuera capitán del Costa Concordia.

El caso es que uno, que no es seguidor del garaje, sale de los bolos de esta gente con una sonrisa de orega a oreja y espera con mucho interés que lancen su primer disco. Porque lo que muestran en directo es de muchos quilates

Albert Ginés y sus Oceánicos en La Negra Shop

Aprovechando el Record Store Day tuvo lugar el ansiado, y solicitado por muchos, debut de Albert Ginés presentando los temas compuestos por él e incluidos en sus dos discos, Oceánica y Saudade Surf. Para la ocasión se hizo acompañar por Clara (ukelele, bajo y guitarra) y Alberto (batería), inmejorables escuderos para esta aventura.

La interpretación fue tan elegante y sugerente como en los discos, transitando unas sendas escasamente surcadas en España. Música con sentimiento que llega directa al corazón. Y a un servidor la canción que más le llegó fue la que, generosamente, Albert me dedicó hace tiempo, El Fotógrafo del Surf. Un temazo que vale su peso en oro, no solo porque musicalmente es de diez, sino por lo que dice de él, un tipo de los que no abundan, todo corazón y generosidad.  Por eso su camino tenía que estar ligado a sus dos compañeros, Alberto y Clara que no le andan a la zaga en grandeza.

Mañana soleada en la que no faltaron los ya asiduos a cualquier evento de música surf e instrumental (Juan, Nacho, Eduardo, Miguel), que quisieron acompañar al trío en su debut y que se prolongó en Delia Records y más tarde en Rock Palace. Pero ese ya es otro cantar.