LOS SEISIETE en Wurlitzer Ballroom

El 10 de febrero de 2018 dieron su primer concierto los Seisiete en el Marula, acompañados de los gallegos Santos Morcegos (banda a la que ellos facilitaron tocar en Madrid). Recuerdo todavía los nervios y la emoción de Nacho y Carlos. Su pasión por esta música pudo con todos los impedimentos.

En estos casi dos años, se han sucedido sus conciertos. En junio de 2018 en el Blackbird, acompañados de un Tiki de atrezzo que se vino conmigo a casa. En abril de este año, les pudimos ver en el Mercado Tirso de Molina, ya con el que es su guitarra actual (junto con Nacho), Fer, cuya incorporación supuso un importante salto de calidad en la banda.

En las fiestas del Dos de Mayo tocaron en la puerta del Tiki Chateau en sesión matinal, con gran éxito de público, en el que fue concierto curioso por el marco y los asistentes. En junio actúan por primera vez en el Fun House, en el Mad Surf Stomp Festival, compartiendo escenario con los Winston Lobo y les Panches Surfers, y festival con Surflamingo, Daytonas y Llobarros. Al poco tiempo repiten marco junto a Albert Ginés y sus Oceánicos y los mexicanos Sonoras (la gran sorpresa del Surfer Joe).

En septiembre, minigira por Galicia pasando por el Rock & Long Festival y por As Pozas A Guarda.En Noviembre presentación de su primer disco en Delia Records en una matinal con gran éxito de público.

Y la semana pasada, acompañando a Swampig en su concierto de fin de gira, se presentaron en la Wurlitzer, una de las pocas salas importantes que les quedaban.

¿Y cuál es la enseñanza que encierra esta trayectoria en tan breve tiempo, queridos niños? Pues que sí, que a día de hoy todavía se puede montar una banda de surf en pleno siglo XXI, que se puede gustar al público y que se puede tener éxito. Pero que sin pasión y sin ilusión no se debe ni intentar. Nacho y Carlos (sin olvidar a Jesús) tenían estas dos cosas y han ido logrando sus metas y embarcándonos a todos en esta aventura de cuyo éxito nos alegramos.

Que vengan más exitos que ellos les estarán esperando.

LOS SEISIETE en Delia Records

Presentación del esperado primer disco de los Seisiete y éxito rotundo de público. En un Delia Records a reventar, defendieron su repertorio que cada vez se desprende más de versiones de temas ajenos y se llena de sus temas propios, entre los que hay algunos de mucho mérito, como Raining Cats & Dogs y Nobita Dream Beach. Para la ocasión estrenaban un par de canciones nuevas, Montesa y Kannion Surf, este último ciertamente innovador internándose en sonidos discotequeros.

Enhorabuena a la banda por este reconocimiento merecido que tiene que ser la antesala de mayores éxitos a los que sin duda llegarán, como hasta ahora, a través del trabajo, el sacrificio y manteniendo los pies en el suelo. Y ahí estaremos para contarlo.

 

LOS SEISIETE en el Fun House

Otra de las bandas que compartieron escenario en el Tiki Fest con Albert Ginés y sus Oceánicos y con los Sonoras fueron los Seisiete. Volvían al Fun House apenas un mes después de estrenarse allí durante el Mad Surf Stomp Festival. Después ha venido una mini-gira por tierras gallegas y en breve presentarán en directo en Delia Records su primer lanzamiento discográfico. Una carrera vertiginosa. Me alegro muchísimo por una banda a la que he visto, como quien dice, nacer,  y que siempre han demostrado pasión por esta música.

Los Seisiete en el Tiki Chateau

El segundo concierto de los programados a las puertas del Tiki Chateau fue el primero de los dos dedicados al Surf, en este caso con los Seisiete, una banda relativamente nueva pero que mejora a pasos agigantados con cada nuevo concierto. A este despegue contribuye su nuevo guitarra, que además sabe de qué va esta música, algo difícil a la hora de encontrar nuevos miembros para una banda surf.

Mientras llegan los próximos conciertos ya programados (acompañando a bandas de categoría) en breve se embarcarán en la grabación de su nuevo disco, en el que esperamos ansiosos oir sus temas propios, canciones de mucha calidad y en cuya interpretación se les ve cada día más sueltos así como más orgullosos de ellos. Temas como Venussian, Raining Cats & Dogs, Nobita Dream Beach o Desde la Escotilla se van convirtiendo en joyitas cada vez más reconocibles.

 

Los Seisiete en el Mercado Tirso de Molina

Los Seisiete están lanzados a tumba abierta y no se van a parar, y si hay que tocar en un Mercado, pues se toca. Y el caso es que el sitio tuvo su encanto, y le dio a su música una sensación de cercanía y espontaneidad que tal vez no se consigue en otros sitios más habituales. El concierto en sí estuvo genial y los Seisiete progresan adecuadamente, van quemando etapas  y cada vez molan más.

 

Los Seisiete en Blackbird

Segunda vez que veo a los Seisiete y, tras su debut, la cosa mejora a pasos agigantados, Olvidados los nervios de la primera vez, les vi disfrutando de una música que realmente les apasiona y con nuevas canciones muy interesantes, Es muy de agradecer que aparezcan bandas nuevas en este estilo y merecen el apoyo de todos los que apreciamos la música surf y más especialmente si, como es el caso, son unos tipos de quitarse el sombrero.

mpablomedrano@gmail.com

https://www.facebook.com/surfmusicphotography

Los Seisiete en Marula Café

Por fin se produjo el esperado debut de los Seisiete. Y digo por fin porque conocí a Nacho y a Carlos prácticamente a la vez que empezaban los ensayos con el grupo, y me han ido poniendo al día cada vez que nos encontrábamos en algún concierto de música surf. Así que esperaba con ganas verles encima de un escenario.

Y para ser su primer concierto estuvo realmente bien. Variado, enérgico, divertido. Con unas versiones de clásicos muy bien escogidas y unos temas propios que me encantaron. Entre las versiones, una del temazo de Durango 14, Duelo al Sol, que yo creo que debe ser el primer caso en España de un grupo instrumental actual versioneando a otro (por lo menos la primera vez que se hace con Durango 14), y que dedicaron a Ruri Grande, presente en la sala.

Les deseo, porque lo merecen, lo mejor y que cuenten con un poquito de suerte y con el apoyo de esta pequeña gran familia de los aficionados a la música surf.