THE LONGBOARDS en El Junco

Lo malo de estar tres años sin ver a una de las mejores bandas del panaroma surf español y mundial, es que la espera se hace interminable. Lo bueno, que cuando les ves, la sensación es inigualable, un subidón incomparable. Y si además lo que ves es mejor que lo que vistes, y presentan un disco que es una bomba, merece la pena todo el tiempo transcurrido.

Únele a lo dicho que volverme a encontrar con Alfredo, uno de los tipos más apasionados, divertidos e íntegros que conozco es para mí todo un regalo, y que además vino acompañado de un batería y un bajista que son verdaderas bestias (Iván Santa Bárbara y el misterioso Toxic Avenger)  y tendrás una noche como la que yo viví, inolvidable, repleta del mejor surf clásico y con solera.

Próxima parada, Quasimoto.